6 de jun. de 2012

CUSTODIA CORPUS CHISTI


Historia de la Solemnidad del Corpus Christi

A fines del siglo XIII surgió en Lieja, Bélgica, un Movimiento Eucarístico cuyo centro fue la Abadía de Cornillón fundada en 1124 por el Obispo Albero de Lieja. Este movimiento dio origen a varias costumbres eucarísticas, como por ejemplo la Exposición y Bendición con el Santísimo Sacramento, el uso de las campanillas durante la elevación en la Misa y la fiesta del Corpus Christi.
Santa Juliana de Mont Cornillón, por aquellos años priora de la Abadía, fue la enviada de Dios para propiciar esta Fiesta. La santa nace en Retines cerca de Liège, Bélgica en 1193. Quedó huérfana muy pequeña y fue educada por las monjas Agustinas en Mont Cornillon. Cuando creció, hizo su profesión religiosa y más tarde fue superiora de su comunidad. Murió el 5 de abril de 1258, en la casa de las monjas Cistercienses en Fosses y fue enterrada en Villiers.
Desde joven, Santa Juliana tuvo una gran veneración al Santísimo Sacramento. Y siempre anhelaba que se tuviera una fiesta especial en su honor. Este deseo se dice haber intensificado por una visión que tuvo de la Iglesia bajo la apariencia de luna llena con una mancha negra, que significaba la ausencia de esta solemnidad.
Juliana comunicó estas apariciones a Mons. Roberto de Thorete, el entonces obispo de Lieja, también al docto Dominico Hugh, más tarde cardenal legado de los Países Bajos y a Jacques Pantaleón, en ese tiempo archidiácono de Lieja, más tarde Papa Urbano IV.
El obispo Roberto se impresionó favorablemente y, como en ese tiempo los obispos tenían el derecho de ordenar fiestas para sus diócesis, invocó un sínodo en 1246 y ordenó que la celebración se tuviera el año entrante; al mismo tiempo el Papa ordenó, que un monje de nombre Juan escribiera el oficio para esa ocasión. El decreto está preservado en Binterim (Denkwürdigkeiten, V.I. 276), junto con algunas partes del oficio.
Mons. Roberto no vivió para ver la realización de su orden, ya que murió el 16 de octubre de 1246, pero la fiesta se celebró por primera vez al año siguiente el jueves posterior a la fiesta de la Santísima Trinidad. Más tarde un obispo alemán conoció la costumbre y la extendió por toda la actual Alemania.
El Papa Urbano IV, por aquél entonces, tenía la corte en Orvieto, un poco al norte de Roma. Muy cerca de esta localidad se encuentra Bolsena, donde en 1263 o 1264 se produjo el Milagro de Bolsena: un sacerdote que celebraba la Santa Misa tuvo dudas de que la Consagración fuera algo real. Al momento de partir la Sagrada Forma, vio salir de ella sangre de la que se fue empapando en seguida el corporal. La venerada reliquia fue llevada en procesión a Orvieto el 19 junio de 1264. Hoy se conservan los corporales -donde se apoya el cáliz y la patena durante la Misa- en Orvieto, y también se puede ver la piedra del altar en Bolsena, manchada de sangre.
El Santo Padre movido por el prodigio, y a petición de varios obispos, hace que se extienda la fiesta del Corpus Christi a toda la Iglesia por medio de la bula "Transiturus" del 8 septiembre del mismo año, fijándola para el jueves después de la octava de Pentecostés y otorgando muchas indulgencias a todos los fieles que asistieran a la Santa Misa y al oficio.
Luego, según algunos biógrafos, el Papa Urbano IV encargó un oficio -la liturgia de las horas- a San Buenaventura y a Santo Tomás de Aquino; cuando el Pontífice comenzó a leer en voz alta el oficio hecho por Santo Tomás, San Buenaventura fue rompiendo el suyo en pedazos.
La muerte del Papa Urbano IV (el 2 de octubre de 1264), un poco después de la publicación del decreto, obstaculizó que se difundiera la fiesta. Pero el Papa Clemente V tomó el asunto en sus manos y, en el concilio general de Viena (1311), ordenó una vez más la adopción de esta fiesta. En 1317 se promulga una recopilación de leyes -por Juan XXII- y así se extiende la fiesta a toda la Iglesia.
Ninguno de los decretos habla de la procesión con el Santísimo como un aspecto de la celebración. Sin embargo estas procesiones fueron dotadas de indulgencias por los Papas Martín V y Eugenio IV, y se hicieron bastante comunes a partir del siglo XIV.
La fiesta fue aceptada en Cologne en 1306; en Worms la adoptaron en 1315; en Strasburg en 1316. En Inglaterra fue introducida de Bélgica entre 1320 y 1325. En los Estados Unidos y en otros países la solemnidad se celebra el domingo después del domingo de la Santísima Trinidad.
En la Iglesia griega la fiesta de Corpus Christi es conocida en los calendarios de los sirios, armenios, coptos, melquitas y los rutinios de Galicia, Calabria y Sicilia.
Finalmente, el Concilio de Trento declara que muy piadosa y religiosamente fue introducida en la Iglesia de Dios la costumbre, que todos los años, determinado día festivo, se celebre este excelso y venerable sacramento con singular veneración y solemnidad; y reverente y honoríficamente sea llevado en procesión por las calles y lugares públicos. En esto los cristianos atestiguan su gratitud y recuerdo por tan inefable y verdaderamente divino beneficio, por el que se hace nuevamente presente la victoria y triunfo de la muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo

La muerte del cardenal Rodolfo Quezada Toruño

2012-06-05 L’Osservatore Romano
Tres días de luto nacional se proclamaron en Guatemala  por la muerte  del cardenal Rodolfo Quezada Toruño, que tuvo lugar a las 6.45 del lunes 4 de junio. El arzobispo emérito de Guatemala falleció, tras un paro cardíaco post-operatorio, en el hospital «Hermano Pedro», donde había sido ingresado el 31 de mayo. El pasado 8 de marzo había cumplido ochenta años. Nació en Ciudad de Guatemala en 1932 y recibió la ordenación sacerdotal el 21 de septiembre de 1956. Pablo VI lo nombró obispo titular de Gadiaufala  y auxiliar de Zacapa el 5 de abril de 1972; recibió la ordenación episcopal del 13 de mayo sucesivo. El Santo Padre, en 1975, lo nombró obispo coadjutor de Zacapa, y el 16 de febrero de 1980 pasó a ser obispo residencial de dicha sede. Juan Pablo II lo nombró prelado de Santo Cristo de Esquipulas el 24 de junio de 1986; y el 19 de junio de 2001 lo promovió como arzobispo de  Guatemala. Lo creó cardenal del título de San Saturnino en el consistorio del 21 de octubre de 2003. Renunció al gobierno pastoral de la arquidiócesis el 2 de octubre de 2010. El funeral se celebrará el jueves 7 de junio a las 10 en la catedral, donde será sepultado. En esta ocasión se recogerán donativos para el hospital pediátrico Juan Pablo II, institución a la que el purpurado siempre ha sostenido.
«Justicia para los pobres y basta de violencia en Guatemala: esta es toda mi misión» decía el cardenal Quezada Toruño para contar su largo y apasionado servicio a la Iglesia. Desempeñó un papel de primer nivel en el proceso de paz. Una misión que ha sido reconocida en su patria y en las sedes internacionales, comenzando por las Naciones Unidas. De 1987 a 1993 presidió la Comisión de reconciliación nacional que condujo a la paz entre militares y guerrilleros después de 36 años de conflicto. En el «Acuerdo básico para la búsqueda de la paz por medios políticos» de Oslo (26-30 de marzo de 1990), fue nombrado «conciliador en el proceso de paz» de Guatemala.

FELIZ MES DEL PADRE LES DESEA RADIO SANTA MARIA JOYABAJ


video
AMADO HIJO

El día que esté viejo y ya no sea el mismo, ten paciencia y compréndeme.

Cuando derrame comida sobre mi camisa y olvide como atarme mis zapatos, tenme paciencia. Recuerda las horas que pasé enseñándote a hacer las mismas cosas.
Si cuando conversas conmigo, repito y repito las mismas palabras y sabes de sobra como termina,no me interrumpas y escúchame.  Cuando eras pequeño para que te durmieras, tuve que contarte miles de veces el mismo cuento hasta que cerrabas los ojitos.
Cuando estemos reunidos y sin querer, haga mis necesidades, no te avergüences y comprende que no tengo la culpa de ello, pues ya no puedo controlarlas. Piensa cuantas veces cuando niña te ayude y estuve pacientemente a tu lado esperando a que terminaras lo que estabas haciendo.
No me reproches porque no quiera bañarme; no me regañes por ello. Recuerda los momentos que te perseguí y los mil pretextos que te inventaba para hacerte más agradable tu aseo.
Cuando me veas inútil e ignorante frente a todas las cosas tecnológicas que ya no podré entender, te suplico que me des todo el tiempo que sea necesario para no lastimarme con tu sonrisa burlona.
Acuérdate que fui yo quien te enseño tantas cosas  Comer, vestirte y como enfrentar la vida tan bien como lo haces, son producto de mi esfuerzo y perseverancia.
Cuando en algún momento, mientras conversamos, me llegue a olvidar de que estamos hablando, dame todo el tiempo que sea necesario hasta que yo recuerde, y si no puedo hacerlo no te impacientes; tal vez no era importante lo que hablaba y lo único que quería era estar contigo y que me escucharas en ese momento.
Cuando en algún momento, mientras conversamos, me llegue a olvidar de que estamos hablando, dame todo el tiempo que sea necesario hasta que yo recuerde, y si no puedo hacerlo no te impacientes; tal vez no era importante lo que hablaba y lo único que quería era estar contigo y que me escucharas en ese momento.
Si alguna vez ya no quiero comer, no me insistas. Sé cuánto puedo y cuando no debo.
También comprende que con el tiempo, ya no tengo dientes para morder ni gusto para sentir.
Cuando mis piernas fallen por estar cansadas para andar.........dame tu mano tierna para apoyarme como lo hice yo cuando comenzaste a caminar con tus débiles piernitas.
Por último, cuando algún día me oigas decir que ya no quiero vivir y solo quiero morir, no te enfades. Algún día entenderás que esto no tiene que ver con tu cariño o cuanto te ame.
Trata de comprender que ya no vivo sino que sobrevivo, y eso no es vivir.
Siempre quise lo mejor para ti y he preparado los caminos que has debido recorrer.
Piensa entonces que con este paso que me adelanto a dar, estaré construyendo para ti otra ruta en otro tiempo, pero siempre contigo.
No te sientas triste, enojado o impotente por verme así. Dame tu corazón, compréndeme y apóyame como lo hice cuando empezaste a vivir.
De la misma manera como te he acompañado en tu sendero, te ruego me acompañes a terminar el mío. Dame amor y paciencia, que te devolveré gratitud y sonrisas con el inmenso amor que tengo por ti.
Atentamente. PAPÀ

1 de jun. de 2012

“Bienaventurados los que trabajan por la paz
Porque serán reconocidos como hijos de Dios (Mt 5,9)


Comunicado de la Conferencia Episcopal de Guatemala.


1.    Los Obispos de Guatemala queremos manifestar públicamente nuestro fraternal agradecimiento, admiración y aprecio a Mons. Rodolfo Bobadilla Mata por toda la labor pastoral realizada durante su vida episcopal ahora que, por motivos de edad, su renuncia al gobierno pastoral de la Diócesis de Huehuetenango ha sido aceptada por el Santo Padre. Queremos igualmente reiterar nuestra adhesión fraternal en la comunión episcopal a Monseñor Álvaro Ramazzini en su acción pastoral y su reciente nombramiento como Obispo de esa Diócesis.

2.    Dentro de los múltiples temas abordados en nuestra reunión compartimos que en Guatemala continúa siendo motivo de preocupación la situación social, política y económica.  Hemos visto cómo la situación de Barillas (Huehuetenango), ha llegado a un punto de conflicto tal que ha derivado en violencia y en la muerte de un campesino, situación que hunde su raíz en aspectos graves no atendidos durante años  como la violencia imperante, el vacío de autoridad, la marginación política, la falta de desarrollo en la región, las dificultades ante la proyección de una hidroeléctrica, situaciones fronterizas conflictivas causadas por la migración forzada, el narcotráfico y el contrabando entre otras. A este conflicto se pueden sumar otros como los de San José del Golfo, San Miguel Ixtahuacán, San Juan Sacatepéquez y San Rafael Las Flores. Constatamos lo que se dijo en la Va. Conferencia en Aparecida: “En las decisiones  sobre las riquezas de la biodiversidad y de la naturaleza, las poblaciones tradicionales han sido prácticamente excluidas” (DA 84).

3.    Nos hacemos solidarios con Monseñor Bobadilla y el presbiterio de la Diócesis de Huehuetenango que, en su carta del pasado 11 de Mayo, han manifestado su visión de la realidad local y nacional y han pedido al gobierno que responda con políticas y estrategias acordes a la Constitución de la República orientadas al respeto de la persona y la familia para garantizar a todos la vida, la libertad, la justicia, la seguridad, la paz y el desarrollo integral de la persona. Al mismo tiempo, condenamos el recurso a la violencia como modo de solución de los conflictos.

4.    Consideramos la importancia que tiene el implementar procesos de consulta según se plantea en el convenio 169 de la OIT, entendidas éstas como atribución del Estado de informar y consultar a los pueblos indígenas respetando su justo derecho a la información y consulta, en orden a lograr acuerdos y no como una mera votación mayoritaria a favor o en contra de un proyecto. Consideramos que urge una reglamentación de este procedimiento por parte del Estado.

5.    Consideramos la necesidad de implementar el desarrollo del país, un desarrollo que sea humano, integral, solidario y sostenible (DA 474c.) a través de la inversión, el aprovechamiento racional de los bienes naturales y la creación de puestos de trabajo, hecho sobre la base de búsqueda del bien común y no solos del lucro y la acumulación de capital cuyos beneficios no llegan al pueblo. Continúa siendo motivo de atención la política de desarrollo de la economía del país enfocada a la promoción de grandes empresas, por lo general transnacionales, orientadas a la explotación de bienes naturales como los minerales y grandes extensiones de tierra para el monocultivo. Un desarrollo basado en la participación de grandes empresas transnacionales y la extracción minera exige de parte del Estado una especial atención para que los intereses de la población sean efectivamente servidos. Consideramos que es necesario plantearse el desarrollo del país minimizando seriamente los graves riesgos de la contaminación ambiental que pueda causar la minería, es importante que las ganancias operativas de las empresas inviertan en el país. Se debe impulsar el respeto a las comunidades, su cultura y su entorno. La Doctrina Social de la iglesia enfatiza que “una correcta concepción del medio ambiente no puede reducir utilitariamente la naturaleza a un mero objeto de manipulación y explotación” (Compendio de la DSI, 463).

6.    Esperamos que se implementen procesos de desarrollo económico en las empresas con responsabilidad social y ambiental. Reconocemos que algunas de éstas llevan adelante exitosamente proyectos de desarrollo en su entorno. 

7.    Consideramos que el diálogo, del cual la Iglesia quiere ser facilitadora, la información objetiva, la consulta para llegar a acuerdos entre las partes interesadas y sobre todo la búsqueda incansable del bien común por parte de todos los sectores de nuestra sociedad, son la base para lograr el desarrollo integral que todos buscamos.  “La Iglesia invoca a los Estados para que establezcan un marco político y legal que regularice la actividad extractiva según los estándares socio culturales y ambientales internacionales, proteja los derechos de la población aledaña a los yacimientos y vele por el cumplimiento de los contratos establecidos con las empresas” (CELAM, Depto. de Justicia y Solidaridad, Junio 2011).

8.    Las señales constantes de alarma en el acontecer del país, como son los nuevos brotes de violencia y polarización, nos llaman insistentemente a promover entre los guatemaltecos la deseada cultura de paz y a no perder nunca la esperanza basada en nuestra fe cristiana y en la acción del Espíritu Santo en las personas y las comunidades que nos lleva con certeza al crecimiento del Reino de Dios entre nosotros. Esperamos que efectivamente la violencia disminuya. Esperamos avances en los procesos judiciales más certeros y prácticos.

9.    En estos días se está realizando en Milán (Italia) el Encuentro Mundial de las Familias, por lo que exhortamos a seguir llevando adelante una pastoral familiar renovada y vigorosa, que responda a las situaciones difíciles de tantas familias en la pobreza, la violencia intrafamiliar en particular contra la mujer y la pérdida de valores.

10. En medio de una situación social tan compleja, queremos invitar a todo el Pueblo de Dios a vivir con interés y compromiso cristiano el próximo “Año de la Fe”, al que nos ha convocado el Papa Benedicto XVI con ocasión del cincuentésimo aniversario de la inauguración del Concilio Vaticano II, el vigésimo aniversario de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica  y el próximo Sínodo sobre la Nueva Evangelización. Será una hermosa ocasión para profundizar sobre el don de la fe que hemos recibido y para abrir nuestros corazones a vivirla y comunicarla con espíritu misionero en las circunstancias actuales haciendo real de nuevo la invitación que nos hiciera el Beato Juan Pablo II en su primera visita: no más divorcio entre fe y vida.

11. Que Nuestra Señora del Rosario, patrona de Guatemala, sea siempre para nosotros modelo de seguimiento de Jesucristo para construir la paz tan anhelada.




Guatemala, 31 de mayo de 2012.







X Rodolfo Valenzuela Núñez,
Obispo de la Verapaz
Presidente
de La Conferencia Episcopal de Guatemala                                         
X Bernabé de J. Sagastume Lemus, ofm. Cap
Obispo de Santa Rosa de Lima
Secretario General
de la Conferencia Episcopal de Guatemala

9 de may. de 2012

IGLESIA SANTA MARIA JOYABAJ